La información contenida en esta página está destinada exclusivamente a los profesionales de la salud.

Insuficiencia Renal

Las enfermedades del riñón, en general, se conocen como nefropatías. Tienen una evolución variable.  Unas veces se afecta bruscamente la función de los riñones, otras muy poco a poco.
En ocasiones no tienen curación y el daño sigue su curso, y en otras se consigue parar la enfermedad y se recupera parte o prácticamente toda la función de estos órganos.

En cualquiera de los casos en los que la enfermedad sea imparable o la lesión sea muy importante, la parte que quede en funcionamiento irá disminuyendo y su trabajo de limpieza será insuficiente.

Debido a esta falta de función de los riñones se irán acumulando en el cuerpo sustancias no eliminadas en la orina.

Esta situación puede descubrirse porque se sufran algunos síntomas o porque se observen datos anormales en los análisis y exploraciones ya que, a veces, es difícil darse cuenta de que se tienen los riñones enfermos.

Esta enfermedad puede no producir dolor ni malestar, y en muchos casos no se tendrá sensación de enfermedad, incluso aunque se haya perdido gran parte de la función renal.

Dialisis Domiciliaria

Diálisis Peritoneal Automatizada

En la Diálisis Peritoneal, se utiliza una membrana natural, el peritoneo, como filtro para extraer de su cuerpo el exceso de líquidos y los productos de desecho. La Diálisis Peritoneal Automatizada (DPA) se realiza por la noche, mientras duerme.

Leer más

Diálisis Peritoneal Continua Ambulatoria

En la Diálisis Peritoneal, se utiliza una membrana natural, el peritoneo, como filtro para extraer de su cuerpo el exceso de líquidos y los productos de desecho. La Diálisis Peritoneal Continua Ambulatoria se realiza durante el día.

Leer más

Hemodiálisis Domiciliaria Diaria

En la Hemodiálisis domiciliaria (HDD), el exceso de líquidos y los productos de desecho presentes en la sangre se filtran fuera del cuerpo mediante un sistema llamado dializador.

Leer más

Hemodiálisis en centro

La Hemodiálisis es el proceso de eliminación del exceso de líquidos y los productos de desecho presentes en la sangre. Para realizar este proceso se utiliza una máquina de hemodiálisis que extrae la sangre de su cuerpo y la bombea a través de un dializador. La Hemodiálisis en centro es una opción para los pacientes que prefieren realizar su diálisis en un entorno hospitalario, en lugar de realizar su diálisis en casa. Los pacientes que eligen esta opción acuden a su hospital 3-4 veces por semana, para realizar sus tratamientos de diálisis. Cada tratamiento tiene una duración aproximada de 4 horas.

Trasplante

El trasplante renal es la opción que proporciona un tratamiento más parecido a cómo funcionan los riñones originales. Se puede llevar a cabo una vida normal, salvo en algunos casos que pueden introducirse algunas restricciones en la dieta y en la toma de líquidos.

Enlaces de interés

Materiales Educativos


Servicios para pacientes