Pasar al contenido principal

Una respuesta global al huracán María

Responsabilidad Social

El 20 de septiembre de 2017, el Huracán María asoló Puerto Rico, provocando efectos devastadores sobre la isla. Desde Baxter, activamos una respuesta global al huracán para dar ayuda a pacientes, proveedores de atención médica en EE.UU y a nuestros empleados en la isla.

Gracias a la implementación de los planes de preparación para huracanes de Baxter y los esfuerzos heroicos de nuestros empleados en la isla, algunas de las operaciones de fabricación se reanudaron una semana después del paso de la tormenta. La reanudación completa de dichas operaciones tuvo lugar tras la conexión de todas nuestras instalaciones a la red eléctrica de la isla a finales de 2017, lo que permitió recuperar los niveles de producción previos al huracán a principios de 2018. Todos los productos fabricados en la isla están totalmente disponibles.

La energía eléctrica estable y segura fue clave para la recuperación total de las operaciones de fabricación sostenibles en la isla. Baxter mantuvo generadores diésel de respaldo en todas sus instalaciones puertorriqueñas para continuar con la actividad durante las interrupciones de la red eléctrica que se produjeron en las semanas y meses posteriores al huracán, y que actualmente se siguen produciendo.

Baxter aprecia profundamente el apoyo de los Departamentos de Salud y Servicios Humanos y Seguridad Nacional, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), la Autoridad de Energía de Puerto Rico (AEE), el Gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló y su personal por el apoyo durante nuestra recuperación.

Una respuesta global para apoyar el suministro de productos de EE. UU.

En Puerto Rico, Baxter fabrica sistemas de contenedores MINI-BAG y MINI-BAG Plus (soluciones parenterales de pequeño volumen o SVP), que se utilizan principalmente en farmacia para componer o mezclar aminoácidos y ciertos productos premezclados.

Para ayudar a cubrir el suministro de productos para el mercado de los EE.UU., Baxter activó estrategias de recuperación a través de nuestra red de fabricación global, incluyendo el trabajo con la FDA para garantizar la discreción regulatoria para la importación especial temporal de ciertos productos de las instalaciones de Baxter en Irlanda, Australia, Canadá, México, Inglaterra, Italia y Brasil. Desde que comenzaron las importaciones especiales en octubre de 2017, se han enviado millones de unidades a hospitales en los EE.UU.

Además de la disponibilidad de los SVP, las soluciones parenterales de gran volumen de Baxter (LVP, a menudo referidos como "solución salina") están totalmente disponibles para los clientes en todo el EE.UU. Baxter no fabrica LVPs en Puerto Rico y el huracán María no interrumpió su producción. Además, Baxter está proporcionando unidades de LVP adicionales para satisfacer la demanda de los clientes desde una planta de fabricación en México, a través de una aprobación permanente de la FDA.

Preparándonos para el futuro: un enfoque global para el suministro de productos.

Para crear una flexibilidad de fabricación adicional y satisfacer las futuras necesidades de soluciones intravenosas en EE.UU., Baxter está trabajando con la FDA en la aprobación permanente de varias instalaciones globales como sitios de fabricación alternativos, lo que le permitiría a Baxter importar determinados productos a los EE.UU. Actualmente, la FDA ha otorgado la aprobación para la importación de ciertos productos SVP y LVP desde instalaciones en Irlanda, España y México.

Dando apoyo a los empleados de Baxter y sus comunidades en Puerto Rico

Baxter se movilizó rápidamente ante los efectos del huracán para ayudar a sus empleados y comunidades. Nuestros trabajadores no solo se enfrentaron a los desafíos diarios para ir y venir del trabajo, pues el transporte y los servicios fueron también destruidos y dañados, sino que también tuvieron que hacer frente a las necesidades básicas urgentes de sus propias familias y vecinos.

Baxter ayudó a más de 2.000 empleados de Puerto Rico a satisfacer necesidades como comida, agua, gasolina y aseo. Coordinamos numerosos vuelos con frecuencia diaria para transportar aproximadamente 11.000 kilos de suministros para los empleados. Distribuimos generadores de gas y estufas de cocina e instalamos estaciones de lavadoras en las fábricas para satisfacer las necesidades de los empleados. Además, Baxter proporcionó a los empleados asistencia financiera para ayudar a una rápida recuperación de sus vidas. 

También cooperamos con las comunidades de los alrededores de nuestras fábricas dándoles acceso a agua potable. El apoyo de los empleados de Baxter y sus familias en Puerto Rico continuó en los meses posteriores al huracán. Durante las vacaciones del 2017, nuestros empleados organizaron una campaña de regalos en la que recolectaron juguetes, libros, material escolar y artículos deportivos que se enviaron a los trabajadores de la isla y sus familiares.